Croquis

sábado, 11 de mayo de 2019

DONDE CABEN 2 CABEN 3


Conforme pasan los años, las sociedades “desarrolladas” buscan regularlo todo. Cualquier aspecto que pueda escaparse al control institucional parece ser reprimido en cuanto se desvía de lo establecido como normal. Puede parecer que es instinto de control o sobre protección hacia el ciudadano….quien sabe. 

El mundo de la montaña parece haber sido contagiado también por éste síndrome proteccionista. De primeras se le llama loco a una persona que escala sin cuerda, sin saber realmente que se le puede estar pasando por la cabeza, que le empuja a ello y lo mucho o poco que lo ha meditado. A menudo miramos con escepticismo a aquel que disfruta lejos de las masas, sin más compañía que sus propios pensamientos. 

Te metes en un rato muerto en tu perfil de la red social más popular del momento y compruebas como la gente cuelga una foto y la adorna con una frase bonita. Y te preguntas…jope…ese tipo parece muy pleno en su vida…¿por qué no puedo hacer yo lo mismo? El problema es que queremos alcanzar esa plenitud rápidamente...sin paciencia. Y eureca! Una bombilla se enciende en otra parte del mundo. Cómo acercar a la masa algo aparentemente peligroso, para que vivan experiencias inolvidables, se saquen la foto de rigor y puedan colgarla con la frase bonita. ¡Qué fácil, el negocio esta creado! 

La institucionalización de la montaña, que trae consigo adaptar la montaña a la masa y no al revés. Nos ofrecen esa falsa sensación de peligro y nosotros pagamos para vivirla, con la ansiada búsqueda de la dichosa plenitud. 

En los pocos años que tengo de experiencia, he podido ver como en la escuela que me vio crecer como escalador, se ha ido haciendo una labor impecable de equipamiento y reequipamiento. Material de primera, equipadores experimentados, caminos bien marcados (incluso con grandes puntos de colores). Oye…pues que lujo no? ¿SEGURO?

 -Oye esa vía que tiene unos hierros oxidados metidos a martillazos en una fisura, se podría reequipar  con seguros homologados. Así se hará más y nadie correrá peligro.

-¡Pues es una buena idea! Y ya que estamos ¿por qué no lo hacemos con todas las vías?

La gran mayoría de itinerarios, abiertos por unas personas posiblemente más audaces que la gran mayoría de los que escalamos hoy en día, han sido profanados.

-¿Pero de que te quejas? ¡Si quieres escalar esas vías como en antaño, no chapes las chapas y problema solucionado! Si es que estos talibanes de la roca… si fuesen por ellos no habría chapas en ninguna vía.

Vale, la batalla está perdida hace tiempo. La masa ha alzado la voz y ha decidido que todo bien seguro. D.E.P Aventura.
Buscar con lupa para encontrar un poco de aventura entre tanta chapa ( Sector Javier Olagüe- Etxauri)

"En tu cabeza rapada" Javier Olagüe (Etxauri)

"En tu cabeza rapada" Javier Olagüe (Etxauri)


De vez en cuando te entra la inquietud de hacer alguna vía de chapas con seguros flotantes. Algunos le llaman Chapa Negra. Pero lo haces una vez y te das cuenta que la aventura es falsa. En el preciso momento en el que empiezo a notar caca en el calzoncillo me agarro a la chapa y se pasa. Jope… No es lo mismo. 
Chapa negra.... Un sin sentido


Parece que habrá que recurrir a las vías de varios largos si quieres encontrar algo de aventura. Pero…¡No puede ser! A aquí también parece haber llegado el síndrome sobre proteccionista. Aparecen chapas en vías abiertas con bota dura, cuñas de madera,  pitones y cuerda de esparto. Vías míticas que en un principio transmitían respeto a aquel que la quería repetir; pese a disponer de mejor material y conocimientos que los utilizados en su apertura ¿Evolución? 
Riglos y cacharritos...que extraña combinación....

Iker en "me gustas democracia porque estás como ausente"

Igual es por eso que la última alternativa es buscar aquellos itinerarios olvidados, en los que encontrar la motivación. Hasta tal punto de que una vía demasiado repetida pase a ser algo menos atractiva.  
 
"Bizcochito" De esas que no se porqué no se repiten....

Aunque claro, también puede haber excepciones, como es el caso de la reequipación de Divina Comedia en la Fraucata. Realizada por el propio aperturista (Juan Tomás) y en el que tuve el placer de echarle un  cable. Fue sustituir los antiguos seguros fijos, degradados por el tiempo,  por chapas nuevas.  Este verano ha sido una de las vías más repetidas de toda la muralla ( No siempre va a ser pasar miedo en Ordesa...jaja).


Juanto. El aperturista y reequipador. ¡Olé por él!
Hace escaso tiempo escucho por primera vez la palabra TRAD. Ni idea de que puede ser eso. Pregunto a los catalanes del equipo. Me dicen que según las personas que practican esa modalidad, no se puede utilizar taladro. Clavos los justos o incluso sin ellos. Y para colmo alguno solo escala con fisureros y nudos empotrados por mayor  ligereza. Qué gente más rara. 

Al poco tiempo llegan a  mis oídos que Bernat (compañero del equipo) está abriendo una zona de TRAD cerca de Girona, en acantilados que dan al mar. Nunca me ha llamado la atención la playa y menos el Mediterraneo (muy aburrido), pero se podría hacer la excepción. 

Nos plantamos allí ante la convicción de que en la Costa Brava todo era buen tiempo. Primer día no se puede escalar debido a las altas olas y al estado de la roca. Y menos mal, porque nos pegamos todo el día descolgándonos de árboles, sacando fotos y fichando todo tipo de vías. Bernat iba como Pedro por su casa por los acantilados mientras los seres de interior temerosamente intentábamos seguirle.
Flipamos con la cantidad de posibilidades.

Fichando a vista de pájaro ¿Trampa? Juro que no nos fijamos "demasiado" en los cantos jeje
 Ingenuo de mí llevo para las posibles aperturas un puñado de clavos y fisureros viejos para abandonar. Pero Bernat me quita de la cabeza esa idea, ya que al estar tan cerca del mar se oxidan muy rápido. Así que se quedarán en casa esta vez. 

Nuestro anfitrión nos insta a repetir las vías ya abiertas para  “adaptarnos al estilo”. Pero no cuela. El afán de aventura, de subirse por donde nadie lo ha hecho antes desvía toda nuestra atención. 

Vía TRAD abierta por Bernat.

Mikel en la misma vía.
-Hay un desplome tétrico que está sin abrir. Es una mezcla entre barro y chorreras, ¡A ver qué os parece! Y si os motiva podríamos intentarlo.

- A si? Vamos a verlo y a ver que puede salir ahí.

El engañavarros.
Fue dar la vuelta al acantilado por una travesía un tanto expo debido a las olas….y allí estaba. Mikel y yo nos miramos y pensamos al unísono: ESTE TIO ESTÁ GIRADO. ¿CÓMO NOS HA ENGAÑADO PARA VENIR A AQUÍ? Lo descartamos casi al instante. Sin embargo había una línea en la pared de la derecha que parecía tener buena pinta. 

Podría estar bien para empezar. Un largo de transición y dos de puro goce para el antebrazo son necesarios para salir por arriba. Bautizada como BROCOLIFLOR debido al huracán de flatulencias que nos acompaño durante toda la vía (debido a una sobredosis de verdura la cena anterior jjjjj).
Mikel en el segundo largo de Brocoliflor. ¡Los cacharritos entran solos!

¡Que gusto encontrar puentes de roca!
Segundo largo


El niño petate. Cosas de no llevar cordino auxiliar lo suficiente largo
Tercer largo

¡Cima!

Desde aquí ya vimos las posibilidades que nos podía ofrecer el desplome tétrico que teníamos al lado y  que previamente tan rápido habíamos descartado.

 -¡¡¡¡¡Que miedo da!!!!! YIIIIHA!!!!!

 - ¿Lo dejamos para mañana o qué?

Al día siguiente todavía con dudas, nos acercamos y nos ponemos debajo. Mikel va al baño (posiblemente por el temor de subirse por ahí jajaja) y vuelve calado. ¡Le ha pillado una ola en pleno ritual mañanero en el trono! Una baja por el momento en el equipo. Empezamos a pensarlo demasiado. Y las dudas a crecer exponencialmente.

-¡Venga!  ¡Vamos a meterle! No lo pensemos más. ¡Pásame toda la artillería y pillame!

Minutos más tarde………

-¡Ufff como desploma esta mierda. Ya no puedo más. Relevo plisss!

- ¡No quiero, es peligroso!
Preparando la artillería

Esa fue la frase por excelencia durante la aventura. Sin embargo con los oportunos relevos en los momentos precisos fuimos subiendo poquito a poco. La roca sorprende de lo buena que es, pese a tener algún que otro canto con algo de arena (Nada grave jjj). 


Con el cuchillo en la boca jjjj

-¿Sabes que pereza me da subir ahí arriba a asegurar, colgado al vacío?

-Tengo una hamaca en casa. Podríamos utilizarla.

-¡joeee que fanático podría ser eso!

Al día siguiente salimos de casa con la hamaca al hombro y el material justo (ya que la mayoría se había quedado en la base). Quizá con el material demasiado justo, ya que a uno de los mamelucos se le olvida la mochila en casa con el arnés y los reversos. ¡Pues si que vamos bien!....Bueno algo apañaremos….

Con el muerto a la espalda...y el material demasiado justo...
A la tercera reunión llega Mikel. Currándose un largo brutal a base de quemar más neuronas que antebrazo. Llega a la reunión con media neurona todavía en pie. Ya no está para pensar. Le deja el marrón de montar la reunión a Bernat. Éste monta reunión e iza la hamaca.


Y quien diría que la primera experiencia encima de una hamaca iba a ser a escasos 30 metros del suelo. Para colmo empiezan a pasar barcos cargados de domingueros con sus respectivas cámaras de fotos. Empieza el circo. Uno desmonta el largo a pleno péndulo mientras el otro procura encontrar estabilidad en ese maldito trasto. 

El circo ha llegado al sector

desmontando el largo como se podía. El mareo estaba asegurado


En el trono
El penúltimo largo, más laborioso de lo que creíamos en un principio, nos da unas cuantas collejas. Los vuelos se suceden uno tras otro. Hasta que penosamente salimos del desplome. Y ahora si ¡CASA! Placa tumbada para salir por arriba (el único largo que encadenamos jjjj)


Último largo

Así asegurar es bien

Un placer aprender de aquellos que te pueden enseñar tanto. Gracias a aquellos que te permiten ver la escalada desde otro punto de vista, más alejado de la comodidad de la deportiva y de las masas. Cada uno que busque su camino, pero siempre respetando las otras formas de buscar la aventura.

 ¡AQUÍ HAY SITIO PARA TODOS!

PD: Los croquises están aun en el horno. :)
Ander

2 comentarios:

  1. Muy bien sitio pa abrir sin chapas, que ahi se óxida todo jajajajajaja.
    Os sobran huevos chavales. Ole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los sitios son buenos para intentar no meter chapas....por el norte existe la leyenda de que el aire puro del parque nacional de Ordesa también las oxida...asi que tampoco se pueden meter ahí jjjjj

      Eliminar